Más hacia el interior de la llanura, CORREGGIO, feudo de la familia homónima, alberga en pocas decenas de metros el Palacio de los Príncipes (1507), influenciado por el estilo de Ferrara y con un estupendo portal decorado con motivos grutescos renacentistas, la colegiata de San Quirino (1513) y el teatro del 1800.

Urbanísticamente acabada en 1600, Correggio cuenta con un casco antiguo lleno de plazas e iglesias.

Su trayectoria histórica, que vio el esplendor de una corte rica en pulsaciones intelectuales, culmina en 1635 al pasar a Módena.

Un hermoso museo ilustra los acontecimientos históricos y artísticos.

Palacio de los Príncipes, Correggio