A orillas del río Po, GUALTIERI, feudo de la familia Bentivoglio, puede resumirse en su plaza, una de las más bellas de Italia, y en su gigantesco palacio, hoy reducido a un cuarto del original.

En su interior, la Sala de los Gigantes es increíblemente amplia y está decorada con frescos que representan episodios de la Jerusalén Liberada. En el palacio también hay un museo dedicado al pintor Antonio Ligabue y contiene algunos trajes teatrales de Umberto Tirelli.

Gualtieri florece urbanísticamente en el paso del siglo XVI al siglo XVII, construida sobre una planta ideal a forma de cruz.

Palazzo Bentivoglio, Gualtieri (RE)